viernes, 10 de marzo de 2017

La misa funeral por Chema Postigo fue multitudinaria y los hijos quisieron sacar del templo el féretro de su padre


La emotiva despedida de uno de los 18 hijos de Chema Postigo: «No escapó del sufrimiento»

La misa funeral por Chema Postigo fue multitudinaria y los hijos quisieron sacar del templo el féretro de su padre


Este miércoles se celebró en la basílica de Santa María del Mar de Barcelona un multitudinario funeral por Chema Postigo, padre de la conocida familia Postigo-Pich que cuenta 18 hijos aunque 15 actualmente vivos.

En un templo en el que no cabía ni un alfiler acudieron a despedir a este católico infatigable unas 4.000 personas. Rosa Pich, su viuda, afirmaba en Facebook, que “han venido amigos de Polonia, Hong Kong, Bélgica, Dinamarca, China, Suiza, Portugal…y de toda España”.

"Han tocado el cielo"
Los propios hijos de Chema, incluidos los más pequeños, introdujeron y sacaron del templo el féretro de su padre ante la emoción de todos los presentes. 

“La misa funeral ha sido muy bonita. La gente me comentaba que han tocado el Cielo. Nos daban las gracias por poder compartir estos momentos tan íntimos. Nosotros os damos las gracias a vosotros por todas las oraciones y el apoyo”.

Tras la misa funeral Perico, uno de los hijos mayores de la familia Postigo-Pich leyó en la basílica unas emotivas palabras sobre su padre y sobre el papel que la fe tuvo en él y la certeza de que está en el cielo junto a sus hermanos ya fallecidos.

Por su interés, reproducimos las palabras íntegras del hijo de Chema Postigo:

Querida mamá, hermanos, familia, amigos y todos aquellos que tuvisteis la suerte de conocer a papá:

Desde la familia queremos agradecer todas las muestras de cariño, afecto y servicio que nos habéis mostrado. Agradecemos infinitamente vuestras oraciones y atención.


"Las emociones que hemos sentido nos han acercado más a Dios"
"Dios nos quiere tanto tanto..." así fue como papá nos comunicó a sus hijos para decirnos que tenía cáncer. Con estas palabras ya podríamos resumir cómo fue la vida de papá: una vida intensa en Dios vivida para lo demás.

Estos días han sido muy especiales. Las emociones que hemos sentido nos han acercado más a Dios, hemos podido vivir un pedacito de Cielo, donde ahora papá está. Es inevitable que cada uno de nosotros no hayamos recordado los momentos que pasamos con él y que hoy definen quiénes somos. Y que al pensar su pérdida quede reflejado en nuestra alma un dolor y sufrimiento que solo la esperanza en Dios puede paliar. Esperanza de que a pesar de no tenerle ya entre nosotros él sigue presente y nos escucha, y que está con Dios, que a veces parece que nos la juega.


Perico, uno de los hijos mayores, leyó unas palabras en nombre de la familia 

Papá, fuiste muchas cosas. Pero ante todo un hombre bondadoso, amante incondicional de la familia y amigo de sus amigos. Bondadoso. Esposo y padre. Fiel a sus amistades sin mirar nunca el estamento social, tan solo quería amar y acercar a las personas a Dios. Y vaya si lo está haciendo.

"Los de arriba tiraban mucho para llevárselo"
Parece que con papá teníamos un problema: los de arriba tiraban mucho para llevárselo. Ahora estará con Carmi, Javi y Montsita, tía Vicky, el abuelo Pablo y los avis Rafael y Carmina.

Una persona que mi padre quería profundamente le dijo que en las familias numerosas las penas se dividen y las alegrías se multiplican. Y es verdad. Los que hemos estado cerca estos días somos testigos de lo dolorosa y bella que puede ser la vida, de las paradojas de amar y sufrir y a pesar de todo ser felices unidos con la familia y los amigos. Papá bien lo sabía y no escapó del sufrimiento...

Papá, eres un ejemplo de vida cristiana, de piedad Mariana y de entrega al prójimo. Dios quiera que nos parezcamos más y más a ti. Ayúdanos a todos.

Te queremos.



Si quiere conseguir el libro escrito por la familia Postigo Pich, Cómo ser feliz con 1,2,3 hijos puede hacerlo a través de la librería digital OcioHispano pinchando AQUÍ

Vea a continuación la entrevista que realizó Goya Producciones a Chema Postigo y Rosa Pich en la que hablaban del dolor y la muerte:

Fuente: Religión en Libertad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada